miércoles, 1 de mayo de 2019

LOS REPLICANTES




El prolífico escritor y novelista de ciencia ficción estadounidense Philip K. Dick (1928-1982), escribió en 1968 la novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? que curiosamente discurre en el año 2019, en una asolada ciudad de Los Ángeles (EE.UU.) después de una guerra nuclear. Lo que no todo el mundo sabe es que es en esta novela en la que se basó el director de cine Ridley Scot (1982) para filmar su película mítica Blade Runner, donde un replicante (Roy Batty) dice aquello de "Yo... he visto cosas que vosotros no creeríais…”.
Imagen de Internet
Bueno, pues ya estamos en el 2019, y sí, algunos hemos visto cosas que los más jóvenes no creeréis: hemos enterrado dictadores que luego han resucitado, colaborado en el advenimiento de una democracia domesticada, creado un ejercito de políticos androides, que tras hacerse con el poder nos han empobrecido y arruinado, corrompidos en su mayoría por los poderes financieros que les colocaron y mantuvieron, vimos nacer la utopía de la Europa de los ciudadanos y su moneda única, y estamos asistiendo al degradante y bochornoso hundimiento de la EUROpa de los mercaderes.
Y lo más curioso es que el capital y su ahijado caníbal, el neoliberalismo, siguen sin reconocer su total fracaso y responsabilidad, convencidos de que lo están haciendo bien, y que no hay otro camino. Y eso que por toda Europa están surgiendo y medrando ejércitos de replicantes que están dispuestos a dar la vuelta a la tortilla, ya sea por la derecha, por la izquierda, por arriba o por abajo: algunos grupos radicales, tanto de extrema izquierda como de extrema derecha, ya están instalados en algunos parlamentos europeos, con un buen número de representantes (España-VOX), y eso que en su día se les calificó como “perroflautas” (15-M/2011), neonazis, populistas, nacionalistas, etc.

Los penúltimos en unirse a estos replicantes son los chalecos amarillos franceses, que ya ni aspiran a formar parte del gobierno, sino más bien a derribarlo, por lo que están poniendo en jaque a uno de los líderes más fervientes del neoliberalismo económico, el señor Macron, al cual alguien debería de explicarle que esos chalecos “miserables” , el día menos pensado le darán un susto, …atacando naves en llamas más allá de Orión.

No hay comentarios: